Congreso del Edo.

Las mujeres en Guanajuato deben contar con el derecho a poder decidir sobre su cuerpo

Colectivos, asociaciones civiles y mujeres en su representación individual, coincidieron que el tema de legalizar o no el aborto en el estado de Guanajuato es una cuestión de garantizar el derecho a la salud y que la mujer pueda decidir sobre su propio cuerpo.

Devin Ayala

Guanajuato, Gto; 20 de mayo de 2020.- Colectivos, asociaciones civiles y mujeres en su representación individual, coincidieron que el tema de legalizar o no el aborto en el estado de Guanajuato es una cuestión de garantizar el derecho a la salud y que la mujer pueda decidir sobre su propio cuerpo.

Lo anterior se expuso durante las comisiones unidas de Justicia y Salud del Congreso de Guanajuato, donde se dio voz a los colectivos y asociaciones civiles que apoyan la legalización de la interrupción del embarazo en las primeras 12 semanas.

Entre las voces que hablaron estuvo la representante del grupo ‘Las Libres’, Verónica Cruz, quien reconoció las iniciativas presentadas tanto por el partido político de Morena como del PRD, sin embargo, refirió que hace falta un conocimiento de la realidad que se vive, pues las propuestas tendrán que ir enfocadas en la eliminación del tipo penal de aborto que existe en el Código Penal de la entidad.

Recalcó que hoy en la actualidad no hay ninguna mujer en las cárceles de Guanajuato por el delito de aborto, ya que se ha estado trabajando junto con la secretaría de Salud para atender el tema, sin embargo, de 2000 al 2010 se registraron 138 casos de mujeres denunciadas por la interrupción del embarazo, de 2010 a 2020 han existido 126 archivos en el mismo tema, por lo que los trabajos legislativos deberían centrarse en eliminar dicho concepto.

Asimismo las voces de diversos colectivos del estado de Guanajuato coincidieron en que la legislación del aborto se tiene que ver por el eliminar la violación a derechos humanos de las mujeres, desde el hecho de ser un ser humano y mujer, pero también por preservar el derecho a la salud, el derecho a la igualdad y la no discriminación y el derecho a una vida libre de violencia.

Recalcaron que el aprobar o no su legalización en el estado no va a eliminar el factor de que las mujeres seguirán decidiendo en abortar, ya sea acudiendo a ciudades donde es legal o tomar la vía clandestina, por lo que el trabajo tendría que centrarse por cuidar la salud de las mujeres, donde tengan a opciones para elegir sobre la maternidad para que no se impuesta, y que se trabaje sin que se interpongan opiniones personales, religiosas o culturales, tal como lo expresó Paulina Urbieta, del colectivo Verde Aquelarre.

Otras asociaciones como la red de Movimiento Feminista de Guanajuato, Asociación Gire, Circulo de Mujeres de Guanajuato, Red Define MX, Fondo María, Movimiento Feminista Irapuato, Católicas por el Derecho Libre a Decidir, así como abogadas independientes que luchan a favor de los derechos de las mujeres y representantes del instituto de liderazgo Simone de Beauvoir coincidieron en las posturas, recalcando que actualmente Guanajuato solo permite la interrupción del embarazo si es producto de una violación o un caso involuntario.

Finalmente mencionaron que así como la Constitución dicta que una mujer tiene el derecho para decir cuántos hijos tener y en qué plazo hacerlo, también debería contender el derecho a la que tenga la decisión de su cuerpo en caso de no querer tener un embarazo, donde el estado brinde las herramientas de salubridad necesarias para el servicio de interrupción del embarazo en los centros de salud, y también se promueva una educación sexual y reproductiva donde se tenga al alcance no solo la información, sino también los insumos para cuidarse.

Comment here